Martha Tagle destaca nueva agenda para mujeres en próximo gobierno

La paridad de género en los espacios de toma de decisiones dentro del poder legislativo tendrá incidencia en una nueva agenda feminista y ofrecerá cambios en la vida de las mujeres, sobre todo en temas de violencia de género, consideró la senadora y próxima diputada, Martha Tagle.

En entrevista con Notimex, explicó que las mujeres, aun las que no trabajan desde una conciencia de género, ven las cosas desde otro punto de vista y llevarán al ámbito de lo público los problemas que enfrentan cada día.

“La llegada de las mujeres a la Cámara de Diputados y de Senadores no es para hacer lo mismo que los hombres, sino para crear una política más cercana a lo social, con más visibilidad de expresar lo que padecen las mujeres día con día”, apuntó.

La funcionaria celebró que para la siguiente administración habrá dos nuevas gobernadoras: Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México y Martha Erika Alonso en Puebla, quienes se sumarán a Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora; además de las mujeres que participarán en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador y aquellas que se abrieron camino en alcaldías y diputaciones locales.

Expresó que esa presencia femenina necesariamente se tiene que ver reflejada, “somos la mitad del Congreso, tenemos esa oportunidad y en ese sentido la agenda es el primer paso para que las mujeres pudieran alcanzar posiciones políticas y como segundo, cambiar la vida de las mujeres y apostar primero por el reconocimiento de sus derechos”, explicó.

En su oficina en el Senado de la República, aseveró uno de los principales retos de las mujeres políticas será exigir lo que les corresponde, es decir, la mitad de los espacios de poder y también la mitad de las decisiones, de no ser así, aseguró que la presencia femenina quedaría marginada.

Señaló que como muestra se encuentra la legislatura anterior que a pesar de tener una gran presencia femenina no incidió en las decisiones, toda vez que los coordinadores parlamentarios fueron hombres.

“En ese sentido, me parece muy importante que podamos trabajar con las legisladoras, porque habrá mujeres que reconocemos como feministas, que han trabajado estos temas desde hace mucho tiempo y eso nos va a permitir conseguir algo más allá del partido que representamos”, explicó.

Denunció que la violencia política de género aún es una constante y también se tendrá que atender la resistencia de los varones, sobre todo a nivel municipal, “en las presidencias municipales las mujeres están alejadas de las redes de protección, de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), ellas se quedan con la responsabilidad de autorizar los presupuestos, por ejemplo, pero en realidad no son ellas las que deciden”.

Incursión de mujeres en política incidiría en la reducción de la violencia

Considera que con la incursión de las mujeres en casi 50 por ciento de los espacios en el poder legislativo será posible hacer una revisión a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que a once años de su creación ha permitido nuevas políticas públicas y ordenamientos legales, sin embargo, no ha logrado disminuir los diversos tipos de violencia que afectan al género, en especial del feminicidio.

“Tenemos los datos de siete mujeres asesinadas diariamente por violencia feminicida en nuestro país y las cosas que han estado haciendo no han sido suficientes, por ello, tendremos que verificar qué es lo que está fallando, qué falta implementar, porqué han quedado algunos vacíos con el paso del tiempo que no han permitido atender la violencia de manera integral”, manifestó.

Al respecto, aseveró que se tendrá que revisar esta situación para hacer las modificaciones a la ley o asignarle un mayor presupuesto a los programas que contempla, “sabemos que las mujeres son acosadas, son violadas, dentro su hogar padecen violencia, hay una impunidad terrible, que se tienen que atender desde las leyes y desde los presupuestos”.

Asimismo, dijo que trabajará para igualar las condiciones laborales y los salarios a nivel nacional, ya que aseguró que en el sureste los salarios son iguales entre mujeres y hombres porque los sueldos son bajos, sin embargo, en el norte de la República las mujeres ganan en promedio 30 por ciento menos.

Eso tiene que ver con las condiciones en las que las mujeres llegan a los empleos, “regularmente las mujeres tienen otras cargas como el cuidado del hogar, de la familia, de los hijos, de las personas con discapacidad y de los adultos mayores, para poder salir todos los días a trabajar tenemos que resolver la vida doméstica”.

“Además tenemos que ser competitivas, estudiar, prepararte y cumplir con todo lo que te demandan como mujer, actividades que si no las hiciéramos el país no funcionaría, el estado tiene que asumir la responsabilidad que le toca desde el punto de vista de la seguridad, pero también de garantizar igualdad”, afirmó.

Por otro lado, apuntó que las mujeres empresarias tampoco están en las mejores condiciones para competir entre los negocios “los hombres tienen las relaciones que han ido construyendo, no se busca a una mujer, por ejemplo, para hablar de corrupción que es un lenguaje mucho más entendido entre los varones, las mujeres están en una condición de desventaja para hacer que sus negocios crezcan y prosperen”.

Por ello, plantea una iniciativa para que en las empresas también existan cuotas de género, sobre todo en puestos ejecutivos para que a su vez puedan obtener incentivos fiscales, por ejemplo, con más puntos para conseguir licitaciones.

Afirmó que para ello, propondrá un sistema de cuidado a cargo del estado, que contemple casas para los adultos mayores y guarderías, así como generar recursos económicos exclusivos para las personas que se dedican al cuidado de un miembro de la familia.

Respecto a la nueva administración federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador, aseguró sería muy grave que prevaleciera la visión religiosa que se incluyó en la campaña con el Partido Encuentro Social (PES), “Esperemos que se hagan valer los derechos y dirigirnos por lo que dice la Constitución y los derechos humanos sin importar que dice la religión”, afirmó.

“Necesitamos que el nuevo presidente se conduzca con respeto a los derechos humanos, al matrimonio igualitario y a la interrupción legal del embarazo. Decirle a López Obrador que los derechos humanos no se ponen a consulta y que el proyecto de país que plantea necesariamente tiene que atender los problemas que sufren las mujeres en el país”.

Tagle confíó en que el nuevo gabinete tenga mujeres y hombres aliados de los temas con perspectiva de género como Marcelo Ebrard quien impulsó el matrimonio igualitario y la ley de interrupción legal del embarazo; así como la ex ministra Olga Sánchez Cordero, quien esta propuesta como nueva secretaria de Gobernación y quien cuenta con una visión progresista, sobre todo en la legalización de las drogas.

“El gobierno tiene que cambiar, hacer oídos mucho más grandes para escuchar a sus colaboradores, también en la prevención no hemos trabajado lo suficiente o no ha sido rápido el cambio porque incluso en la agenda de la diversidad sexual se ha avanzado, siguen habiendo crímenes de homofobia y transfobia pero hay mucha más apertura a reconocer el tema que en la igualdad entre mujeres y hombres, ahí no hemos podido avanzar”, dijo.

Consideró que los medios de comunicación también tendrán que trabajar para cambiar los estereotipos y que no se promueva la violencia de género incluidas las redes sociales en las que se genera y reproduce la violencia.

“Será responsabilidad de hombres y mujeres sumir la política y no dejarse llevar por las mayorías, sobre todo de la agenda conservadora o de resistencia y espero que habiendo tantas mujeres no sean ellas mismas las que apoyen una agenda conservadora”.

Fuente: mexicopublica