¿Igualdad? ¡Mis polainas!

Algunas organizaciones civiles y activistas independientes advierten que ante uno de los procesos electorales más importantes se corre el riesgo que las normas que marcan la igualdad entre hombres y mujeres queden como buenas intenciones y no trasciendan hacia un cambio en serio.

Mientras exista discriminación contra la mujer, la apertura de la igualdad no se hará efectiva en el 2018.
La resistencia al interior de los partidos políticos para cumplir totalmente con la paridad de género es uno de los retos más grandes a enfrentar en la próxima contienda electoral. Porque, pese a que los partidos tienen la obligación de promover, garantizar y respetar el derecho a la igualdad y la no discriminación, en cada proceso electoral se tiene una cantidad importante de omisiones en la aplicación de la cuota de género, incluso por parte de los Tribunales y las propias autoridades.
Algunas organizaciones civiles y activistas independientes advierten que ante la proximidad de una de las elecciones más importantes se corre el riesgo que las normas que marcan la igualdad entre hombres y mujeres queden como buenas intenciones y no trasciendan hacia un cambio en materia político electoral.
En este sentido, la coordinadora nacional de Mujeres en Movimiento del Partido Movimiento Ciudadano (MC), Claudia Trujillo Rincón, compartió en entrevista cuál es la complejidad de cumplir con la paridad en candidaturas, los retos para el 2018 y la necesidad de impulsar la participación de las mujeres en la política sin violencia, sobre todo en Chiapas, donde esta problemática está más marcada en el país.
Aunque hay buena disposición por parte de los institutos políticos por hacer valer el derecho pleno de las mujeres, todavía hay mucho trabajo por delante, explicó Claudia Trujillo, quien lleva más de tres años ininterrumpidos brindando acompañamiento a mujeres que han sido violentadas en el ejercicio de sus derechos.
Señaló que para promover un cambio y hacer que se cumpla, es necesario tomar en cuenta que el tema de género trasciende a las banderas políticas y reconocer que las cuotas de género demandan un cambio no sólo político sino también social.

¿Cuáles son los retos de la paridad en 2018?

El artículo 41, Base I de la Constitución presupone el establecimiento de las reglas y dice que las mujeres deben ser elegibles a cargos de elección popular en condiciones de igualdad con los hombres, a esto se le conoce como paridad.
Ahora bien, existen dos dimensiones para la integración de los órganos de elección popular: la paridad vertical y la paridad horizontal. Según explicó Claudia Trujillo, la primera recae en la postulación de candidaturas de los órganos de elección popular en los ayuntamientos y exige la postulación de candidatos para presidente, regidores y síndicos municipales en igual proporción de géneros; mientras que la segunda demanda garantizar la equivalencia en el registro de las candidaturas entre los diferentes ayuntamientos que integran un estado.
Tomando en cuenta que en 2018 se renovarán 3 mil 326 cargos de elección popular, entre los que se encuentran la presidencia de la República, el Congreso de la Unión y la gubernatura de nueve estados, los organismos electorales deben garantizar su buen desempeño y la población debe vigilar que la paridad verdaderamente se cumpla.
“La cuestión de igualdad ha generado en los últimos años una de las reflexiones más profundas, y debemos garantizar que haya piso parejo para todos, apoyar desde la sociedad civil, exigir que se cumplan y respeten nuestros derechos”, precisó.
Trujillo Rincón señaló que actualmente la paridad no sólo es una de las reflexiones más importantes en materia electoral sino también el mayor reto porque, a la fecha, los espacios de la igualdad están ocupados por varones, lo que vuelve aún más importante que las mujeres tengan protección política, capacitación y empoderamiento.
La buena noticia a nivel local, es que ya se cuenta con herramientas legales para hacer frente a la violencia política; la mala es que las zonas rurales son catalogadas como las más vulnerables y Chiapas tiene a un gran número de mujeres en dichas regiones por lo que, pese a sus aspiraciones, enfrentarán una gran complejidad para acceder, y en algunos casos desempeñar, los cargos populares.
Por ello, los cambios que se construyan para el 2018 son elementales y de lograrse la plena aplicación de la paridad efectiva, se estaría marcando una nueva época en el país, con mayores oportunidades de cambio.
“Las herramientas legales existen y están en el ámbito nacional y en el local para respaldar cualquier violación porque debemos tener claro que esto es guerra de todos los estados en donde van a existir elecciones, no sólo hablamos de Chiapas, es un problema de talla nacional y nos ocupa a todos”, agregó.

De cara a una elección inédita

Claudia Trujillo dejó en claro que este es un proceso que dejará una lección importante pero también especificó que para que exista un cambio es necesario que las y los ciudadanos comprendan que son la centralidad en las decisiones y que sí se puede, pero para ello deben aprender a analizar e involucrarse en estos procesos. “Las y los mexicanos deben llevar a México por un buen rumbo para ser un mejor país”.
Demostrar que la paridad no es un obstáculo para la democracia podría traer un beneficio colectivo y social e impulsar a las mujeres a hacer una diferencia e ir por una representación digna en los próximos procesos por lo que también es fundamental que se acerquen a la ciudadanía y tengan claridad en sus proyectos. “El tema no es quien es la candidata sino cuál es el compromiso”.
Asimismo, dijo, frente a una ciudadanía cada vez más abierta al conocimiento, quienes aspiren a contender por el estado deben conocer el entorno del distrito o municipio y saber qué demanda la gente.
“Si el candidato o candidata no tiene una ruta trazada, no conoce su entorno y mucho menos se acerca a los ciudadanos va a fallarle a los chiapanecos”.

Candidatas preparadas y ciudadanos informados

La identificación de liderazgo y empoderamiento de la mujer, es la primera tarea que tienen los partidos políticos, mientras que conocer la estrategia electoral, sus derechos políticos y su defensa, es tarea de las candidatas, señaló Claudia Trujillo.
“Conocer bien la estrategia electoral, los derechos políticos, cuidar la imagen pública y el proyecto social son la base más importante para toda aspirante a un cargo público, sin estos elementos difícilmente podrá acceder a uno”.
Sin embargo, para generar un cambio se requiere el apoyo ciudadano, por eso, aseguró, es importante que crean de manera tangible y real que pueden tomar decisiones porque en la medida que se analicen las propuestas, la ciudadanía tendrá la oportunidad de generar cambios y crear una política diferente.
“Quienes queremos un nuevo México y un nuevo Chiapas incursionemos en este proceso involucrémonos, conozcamos qué es la violencia política, qué es la paridad y participemos activamente para que se cumpla”, finalizó.

La cuestión de igualdad ha generado en los últimos años una de las reflexiones más profundas, y debemos garantizar que haya piso parejo para todos, apoyar desde la sociedad civil, exigir que se cumplan y respeten nuestros derechos.  Claudia Trujillo Rincón

 

Por: Elizabeth Marina / Portavoz

Fuente: aquinoticias.mx