Busca Movimiento Ciudadano endurecer sanciones por racismo

La diputada federal de Movimiento Ciudadano, María Victoria Mercado Sánchez, propuso reformar el Código Penal Federal para endurecer las sanciones a quien cometa actos de racismo, es decir, a quienes atenten contra la dignidad humana o anule o menoscabe los derechos y libertades de las personas, por razones de origen étnico.

De acuerdo a la iniciativa que fue enviada a la Comisión de Justicia, se propone elevar la sanción de tres a cinco años de prisión o de 300 a 500 días de trabajo a favor de la comunidad, “de acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), es una práctica cotidiana dar un trato desfavorable o de desprecio inmerecido a determinada persona o grupo”.

La legisladora ciudadana, quien también es secretaria de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, recordó que actualmente en el Código Penal establece sanciones de uno a tres años de prisión, o 150 a 300 días de trabajo a favor de la comunidad y hasta 200 días multa, a quien por razones de origen o pertenencia étnica o nacional, raza, color de piel, lengua, género, sexo, preferencia sexual, edad, estado civil, origen nacional o social, condición social o económica, condición de salud, embarazo, opiniones políticas o de cualquier otra índole, atente contra la dignidad humana o anule o menoscabe los derechos y libertades de las personas.

Refirió que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el color de la piel influye en el nivel de estudios y en las oportunidades laborales que tiene la gente en México, “entre más oscura es la piel, resulta más difícil salir adelante”; agregó que otros estudios demuestran también discriminación por el origen cultural de las personas.

“Uno de cada cuatro mexicanos se siente discriminado por su apariencia física y 5.5 por ciento considera negativo que la sociedad esté formada por gente de fenotipos distintos. Asimismo, 23 por ciento de los encuestados, habitantes de México, no están dispuestos a vivir con alguien de otra raza o con una cultura distinta”, indicó.

Mientras que un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que el 72.2 por ciento de los encuestados consideró que sí hay racismo en México, y 47 por ciento, que los indígenas no tienen las mismas oportunidades para obtener un trabajo.

En tanto, otro estudio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) realizado en 2016 sobre la población afrodescendiente en México, aproximadamente el 1.2 por ciento del total, señaló que poco más del 40 por ciento de este sector que labora, no cuenta con prestaciones.

Fuente: https://mexico.quadratin.com.mx

Autora: Blanca Estela Santos