El TEPJF ordena a autoridades municipales abstenerse de afectar el ejercicio de Felicitas Muñiz como presidenta del ayuntamiento de Mártir de Cuilapan, Guerrero.

México, 20/oct/2016.- La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) acreditó la violencia política de género y ordenó al síndico Benito Sánchez Ayala, a las regidoras Edelmira del Moral Miranda y María del Rosario López García, así como al regidor Humberto Palacios Celino, todos del Municipio de Mártir de Cuilapan, Guerrero, a abstenerse de cometer actos encaminados a afectar el pleno ejercicio del cargo de Felicitas Muñiz Gómez como presidenta municipal del referido Ayuntamiento.

Al resolver los expedientes SUP-JDC-1773/2016 y SUP-JDC-1806/2016, por medio de los cuales la quejosa denunció la presunta comisión de actos de acoso, obstrucción y violencia en su contra y que le impiden el ejercicio del cargo aludido, la Sala Superior vinculó a las autoridades estatales, a fin de que coadyuven en el cabal cumplimiento del fallo, además de que se dio vista a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), así como al Fiscal General del Estado de Guerrero para que en el ámbito de sus atribuciones determinen lo que en derecho proceda.

La magistrada María del Carmen Alanis Figueroa propuso al Pleno ordenar al síndico, regidoras y regidor involucrados que se abstengan de cometer actos de violencia política y de género, además de vincular a las autoridades del Estado para que, de manera pronta y eficaz, lleven a cabo los actos jurídicos y materiales que resulten necesarios para garantizar el correcto desempeño del cargo de Felicitas Muñiz Gómez como presidenta municipal de Mártir de Cuilapan, Guerrero.

Así, la Magistrada señaló que los elementos de convicción aportados por la recurrente permitieron acreditar la violencia apolítica de género porque desde el inicio de su campaña, se han gestado acciones encaminadas a agredirla y denostarla como mujer, las cuales cobraron mayor fuerza en el ejercicio de cargo, ya que el grupo de personas que ha venido acosándola, se ha valido de publicaciones y acciones directas con un fuerte contenido basado en el sexo y en el género, en estereotipos y en actitudes discriminatorias sobre el rol de las mujeres en puestos públicos.

Fuente: TRIFE.gob.mx