Ni un más: la violencia feminicida en escalada nacional

“El feminicidio, el asesinato de mujeres por el mero hecho de ser mujeres, arroja cifras cada vez más escalofriantes. Este tipo de violencia no conoce fronteras y afecta a mujeres y niñas de todas las edades, de todos los estratos económicos, de todas las razas y de todos los credos y culturas. Desde las zonas de conflicto hasta los espacios urbanos y los campus universitarios, se trata de violencia que nos obliga a todas y todos a actuar como agentes preventivos de esta pandemia y a tomar medidas ahora.”

                   Phumzile Mlambo-Ngcuka      

Directora Ejecutiva de ONU Mujeres

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que en México, 6 de cada 10 mujeres mexicanas han enfrentado algún incidente violento durante su vida, y que más del 40 por ciento ha sido víctima de alguna agresión sexual. El feminicidio no es otra cosa que la representación más extrema de la violencia contra las mujeres.

La violencia contra las mujeres y las niñas es inaceptable, se puede prevenir y ponerle fin es un imperativo que nos convoca a la acción colectiva. Es por eso que desde Mujeres en Movimiento reafirmamos nuestro compromiso para hacer realidad el acceso de todas las mujeres y las niñas a una vida libre de discriminación y violencia y lograr la igualdad de género en todas las dimensiones del desarrollo.

Ente enero y octubre del 2019 la incidencia de feminicidios en México continuó en aumento, ya que se registraron una tasa de 1.25, equivalente a 809 feminicidios totales, cifra superior a 2018. En los períodos comprendidos entre los meses de enero y octubre de los últimos 4 años, el feminicidio se incrementó 111 por ciento y su evolución histórica ha registrado un crecimiento constante.

Los estados con mayor número de feminicidios son: Veracruz (140 casos); Estado de México (81 casos); Nuevo León (53 casos); Puebla (45 casos), y Ciudad de México (40 casos). Mientras que los municipios con mayor número de mujeres víctimas de feminicidio son: Monterrey, Culiacán, Ciudad Juárez, Xalapa y Guadalajara. 

El número de casos registrados en los últimos años han colocado a México como el segundo país de América Latina y el Caribe con más feminicidios, tan solo debajo de Brasil, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). 

Los feminicidios no sólo no cesan, sino que se incrementan a lo largo y ancho del país, dejando una ola de agravios sociales que van mucho más allá de la pérdida de vida de las mujeres. Por ello es urgente generar ya estrategias efectivas para frenar estos crímenes de odio. Nunca será justo ni justificable el asesinato de seres humanos por el sólo hecho de haber nacido mujeres y eso es, en esencia, el feminicidio.

 La falta de acceso a la justicia, la impunidad que prevalece por la nula, omisa y deficiente investigación de los casos de feminicidio y de cada uno de los delitos que se cometen contra las mujeres en las entidades federativas, así como la persistencia de prácticas machistas y misóginas a lo largo del territorio nacional, exigen que su prevención y atención sea una política de Estado y una prioridad para la sociedad en su conjunto”.

Lorena Cruz Sánchez

Presidenta de INMUJERES