“Y la culpa no era mía ni dónde estaba ni cómo vestía. El violador eres tú”

El grito de miles de mujeres retumbó en la Ciudad de México con ‘Un violador en tu camino’,  performance que ha dado la vuelta al mundo, siguiendo la idea del colectivo feminista Lastesis en Chile, en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Hacer que ese "Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía" sonara fuerte en todas partes, fue también una forma de honrar a las que ya no están y de abrazar a las que en algún momento llegaron a creer lo contrario.

Alrededor de las 15:30 horas, las mujeres de colectivos como Marea Verde México, Sociedad de Feministas de las facultades de Arquitectura y Economía de la UNAM, Colectiva Aquelarre Violeta y Colectivo “Amor No Es Violencia”, A.C., ensayaron la coreografía y poco antes de las 17:00 horas partieron en marcha rumbo a la Plaza de la Constitución. 

Versos como “Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía” o “El patriarcado es un juez que nos juzga por nacer. Y nuestro castigo es la violencia que ya ves”, han dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

Los abrazos, las lágrimas, las risas y el baile se hicieron presentes después de dos réplicas distintas. Una frente a Palacio Nacional y la otra frente a la Catedral Metropolitana. La voz era una y la exigencia fue más fuerte que nunca: ¡Ni una mujer desaparecida! ¡Ni una mujer asesinada! ¡Ni una menos!

Desde Mujeres en Movimiento nos sumamos a la exigencia para poner fin a la violencia contra las mujeres: ¡Ni una menos!

 

Ésta es la letra del cántico feminista:

 

El patriarcado es un juez,

que nos juzga por nacer

y nuestro castigo

es la violencia que no ves.

El patriarcado es un juez,

que nos juzga por nacer

y nuestro castigo

es la violencia que ya ves.

Es feminicidio

Impunidad para el asesino

Es la desaparición

Es la violación

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía

El violador eras tú

El violador eres tú

Son los pacos (policías)

Los jueces

El estado

El presidente

El estado opresor es un macho violador

El estado opresor es un macho violador

El violador eras tú

El violador eres tú

Duerme tranquila niña inocente, sin preocuparte del bandolero, que por tus sueños dulce y sonriente vela tu amante carabinero.

El violador eres tú

El violador eres tú

El violador eres tú